Back to home
in Amor, Good Vibes

Perdonar para ser feliz

  • 28/11/2017
  • By Angie
  • 0 Comments
Perdonar para ser feliz

Lo siento, Perdóname, Gracias, Te quiero. Estas son las palabras que se conocen en Hawaii como la costumbre de “Ho’oponopono” técnica que uso para producir sanación, liberar lo negativo, y lo que ensucia mi conciencia, también la uso para limpiar información tóxica que recibo. Estas tres palabras ya se han convertido en un mantra que intento internalizar a diario. Quiero hablar de este tema, porque creo que el amor y el perdón por uno mismo son una de las cosas más importantes en nuestras vidas, cuando nos amamos incondicionalmente y nos perdonamos, aprendemos a ver el mundo y las relaciones de diferente manera.

Los seres humanos tendemos a ser nuestros jueces más duros, juzgandonos cada día, de una manera constante. Nos acusamos a nosotros mismos diariamente, siendo nuestro peor juez. Nos castigamos por dentro, si no llegamos al gimnasio a las 6 en punto de la mañana, por quedarnos dormidos, tenemos mala conciencia porque gastamos demasiado dinero nuevamente, o nos decepcionados porque no fuimos demasiado buenos en la prueba de admisión. Nos odiamos por tantas cosas…

Este diálogo interno, lleno de culpa y sentimientos, tiene el mayor impacto en nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos. Son las palabras que intercambiamos internamente con nosotros mismos y posteriormente con otros que nos fortalecen o destruyen. ¿Con qué frecuencia tenemos ese pequeño diálogo interno que no nos permite considerarnos valiosos y aceptar nuestra imperfección?

Todos los días me encuentro con personas que esperan perfección y siempre lo mejor de mí. Yo actúo de acuerdo a mis principios y hago en todo momento lo que mi corazón me dice, así me aseguro de no equivocarme en mis decisiones. Soy buena amiga, buena oyente, y como mucho de ustedes siempre estoy a disposición de mis amigos y de mi familia, cuando me llaman, cuando están tristes, siempre estoy ahí cuando los demás necesitan de mí. Pero la pregunta es: ¿Somos también los mejores amigos de nosotros mismos? Si la respuesta es: Sí. Entonces ya tienes medio camino hecho, y deja de leer inmediatamente este post. Si la respuesta es: No. Entonces tienes que aprender a tratarte de la misma forma en que tratas a los demás.

Para empezar tenemos que aceptar que el perdón no significa aprobar ningún comportamiento. Simplemente es abandonar la exigencia de que la otra persona actúe de acuerdo a nuestras ideas. (No exigir) Perdonarse es también renunciar a la exigencia de que debemos ser, como los demás quieren que seamos.

Y es que hay que empezar a entender y a analizar que nuestra sociedad ofrece poco margen para el error. Por ejemplo: Cuando los niños se sientan en silencio en la escuela y se apegan a las reglas, son elogiados. Cuando las mujeres se encuentran con un ideal de belleza, siempre reciben elogios. Cuando los hombres son fuertes, son valiosos. Así sucesivamente solo elogiamos este tipo de cosas sin apenas permitimos espacio para la diferencia, el defecto y la imperfección, ni los demás, ni nosotros mismos, otorgamos estos derechos. Y nos nos damos cuenta que toda nuestra autoestima y amor propio depende de la capacidad de perdonarnos a nosotros mismos y a los demás. Gandhi lo sabía perfectamente. http://gigilgirl.com/aceptacion-incondiconal-de-los-demas/

Tenemos que saber que la falta de capacidad para perdonarse a menudo lleva a patrones de comportamiento mórbidos, a una alimentación restrictiva que termina en un trastorno alimenticio. Otras sin embargo en comportamientos mucho más sutiles, como la constante crítica a la pareja, la falta de autoestima etc etc..

¿Por qué es tan importante el perdón?

Una de las razones, es que cuesta más trabajo y desgasta más en cuerpo y mente, agarrarse al sentimiento que dejarlo ir. Pero aunque todo esto es absolutamente cierto, perdonar y dejar ir lo que nos hace daño es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos…. Cuando alguien perdona, esencialmente renuncia a la ira a la que tiene derecho y hace un regalo a alguien que no tiene derecho a exigirlo. A cambio se libera de algo que le hace mucho daño. Por eso lo que podemos hacer es respirar profundamente, sonreír y decir: Lo siento, Perdóname, Gracias, Te quiero. Hazlo por ti y por nuestros compañeros humanos.

 

By Angie, 28/11/2017
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Me
Hola
Soy Angie Sánchez, y vivo en Hamburgo -Alemania. Me encanta: el pensamiento positivo, reirme, los temas de espiritualidad, sostenibilidad, yoga, adoro a la gente divertida y con valores. En definitiva todo lo que me aporte buenas vibras!!. Soy consciente de que estamos viviendo épocas de cambio y eso no lo voy a cambiar, por eso en gigil girl quiero regalarles un pedacito de mí compartiendo contenido de valor aportando a sus corazones un poco de inspiración y nuevas ideas a sus vidas :-) Bienvenidos!!
Signature
Follow Me
Lista de Reproducción
Instagram API currently not available.