Back to home
in Good Vibes, Motivación

Mente feliz

  • 15/08/2017
  • By Angie
  • 0 Comments
Mente feliz

Realmente la vida se basa en esta mágica palabra: ​​¡Felicidad! Todo lo que hacemos está orientado para hacernos sentir mejor. Todo el mundo en la faz de la tierra quiere tener una vida plena de felicidad. Sin embargo he descubierto que nosotros somos los únicos responsables de ello. Y que la felicidad es un estado mental, una actitud. Ser feliz es una decisión nuestra, nosotros somos los que deciden estar felices o tristes parece sencillo pero en realidad no lo es requiere de mucha práctica.

No pretendo en este blog contaros que yo soy una chica que está las 24 horas del día feliz, sería mentirles, porque al igual que vosotros también tengo mis “rayadas mentales” como todo el mundo, no sería sano no tenerlas. Al hablar de este tema me hace pensar en todo un poco, creo que en la actualidad estamos todos un poco locos, por culpa de la sociedad que hemos creado. Esto lo leí en un libro que recomendaron unos amigos. Existe cierta filosofía que nos dice que debemos ser guapos, listos y hábiles para alcanzar el éxito. Y por supuesto, que el éxito es el camino a la felicidad !Todo esto es falso!. Es un trampa. Está claro que cada uno debe de ponerse retos en la vida y alcanzar sus éxitos, lograr sus sueños. Todo esto es genial, pero la felicidad no solo está en eso. Hay muchas personas que lo han logrado y sin embargo siguen siendo infelices. Yo creo y comparto la idea de que todo esto es una idea del crecimiento. Lo más importante es la armonía, la solidaridad y el buen rollo. Esos valores humanos se deberían de enseñar en la escuela, hablar de la honestidad, amor y respeto. Deberían de enseñar a los niños a potenciar su capacidad de aprender a ser humanos a amar y a ser felices. 

Pero volviendo al tema, lo complicado es estar happy todo el día sobre todo cuando las cosas van mal. Cuando nos fallan, o cuando personas no cumplen nuestras expectativas, (Expectativa que nosotros nos hemos hecho de ellas), o cuando algo no sale como hubiéramos querido etc. Entonces nos rompemos y sentimos que no podemos volver a ser felices otra vez.  Os comparto algunos consejos que a mi me funcionan y me ayudan cuando estoy de mal humor o especialmente negativa y todo lo veo gris.

Mantener la mente optimista

Aunque el pensamiento positivo es fundamental, no es suficiente. Para la mayoría pasar tiempo soñando con lo bien que nos podría pasar es contraproducente, porque reduce nuestra motivación para hacer las cosas. Por eso cada sueño tiene que ir acompañado de una estrategia y acción concretas. Por eso es importante invertir tiempo en concentrarse en los hábitos adecuados. Puedes ir cambiando tu foco de atención en cosas positivas y no centrarse tanto en las cosas negativas que nos ocurren. Si crees que no eres tan feliz como deberías de serlo, cambia tu foco de atención fíjate en lo positivo por muy modesto que te parezca. Si cambias tu foco de tensión, es decir si centras tu atención en algo diferente cambiarás automáticamente tu emoción. ¿Porque? Fisiológicamente cuando nos invade una emoción negativa, nuestro cuerpo tarda alrededor de noventa segundos en procesar las hormonas de estrés y recuperar el estado normal. Si al cabo de este tipo sigues triste o enfadado, repites este proceso fisiológico y te quedaras atrapado en un círculo vicioso. Así que cuando sientas una emoción negativa, en cuanto sientas que disminuye cambia el foco, haz algo diferente por ejemplo: puedes optar por recordar algo alegre, o mirar una película de comedia, y centrarse en eso. Funciona!

Ser Agradecido

No hay nada que nos haga más feliz que ser agradecido, Cuando empiezas a enumerar las cosas que tienes a tu alrededor, y con esto no me refiero a las cosas materiales sino, a las cosas que te hacen sentir bien se desarrolla una sensación maravillosa dentro de ti. Tenemos tantas cosas por las que estar agradecidos, una ducha de agua caliente o fría cuando tienes calor, una cama donde dormir, una manta con que arroparse, en realidad para ser feliz solo hay que cubrir las necesidades básicas que necesita el ser humano, y estas ya estas cubiertas. Pero a menudo damos por sentados estas cosas, y no somos conscientes. Todos los que leen este artículo tienen todo lo que necesitan para ser feliz. Ojos para ver, un cuerpo sano que nos lleva donde queramos y que funciona y responde a donde le digamos. (Aún asi, si no tuviéramos esto tambien podriamos ser felices) ropa, agua, etc…. ¿No es maravilloso? Para cambiar el chip, yo creo que que hay que recordarse a uno mismo, que estamos bendecidos.

Estar en Movimiento

Estar en movimiento es una cura milagrosa para el mal humor. Ya sea bailando o corriendo, el ejercicio proporciona energía, fortalece el sistema inmunológico y nos hace sentir mejor. Yo por ejemplo cuando bailo siento que mi cabeza está fuera de mi y solo siento mi cuerpo moviéndose y disfrutando. Por otra parte, las endorfinas se distribuyen de la serotonina. Y eso es genial para nuestro cuerpo. No hace falta que se practique un deporte de competición para crear esta sensación. Incluso un pequeño paseo funciona de maravilla. Lo más importante es que el cuerpo esté en movimiento y que la energía fluya.  Si no eres adicto al movimiento, o en general no eres un fan de moverte, tienes que encontrar un deporte que te haga sentir bien. Recuerda que el movimiento es salud.

Meditar

La meditación es una herramienta muy poderosa para entrenar a la felicidad. Al principio es posible que les resulte complicado centrarse en uno mismo y simplemente ser. Hay muchos mitos de la meditación que he escuchado. Una vez alguien me preguntó si la meditación era poner la mente en blanco. No precisamente, según la cultura budista meditar es el proceso consiente de atención a nuestros estados mentales, a la mecánica del pensamiento, a nuestro cuerpo y a la totalidad de lo que nos rodea, con el único fin de lograr alcanzar «la visión perfecta» y ver las cosas tal y como son sin condicionamientos psicológicos, religiosos, sociales o culturales y experimentar la verdadera realidad en todo su contexto. La meditación nos ayuda a cultivar nuestra atención consciente, para tener un mayor nivel de consciencia respecto a nosotros mismos en todos los aspectos de nuestra experiencia humana. y lo puede practicar cualquier persona. Sólo tienes que sentarse inmóvil y centrarse únicamente en tu respiración. Si eres un principiante en la meditación notarás al principio tus pensamientos invadirán tu mente bastante rápido, pero no te preocupes es normal y está bien, porque la meditación es un proceso y vale la pena hacerlo. Si nos concentramos solo en nuestros pensamientos y simplemente somos, le damos a nuestro cuerpo y mente la oportunidad de hacer una especie de reinicio. La meditación libera el estrés, ayuda con la ansiedad, aumenta la concentración, a el enfoque de formación y te hace estar de un mejor de ánimo.

<<Un objetivo sin un plan. Es solamente un deseo.>>

By Angie, 15/08/2017
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Me
Hola
Soy Angie Sánchez, y vivo en Hamburgo -Alemania. Me encanta: el pensamiento positivo, reirme, los temas de espiritualidad, sostenibilidad, yoga, adoro a la gente divertida y con valores. En definitiva todo lo que me aporte buenas vibras!!. Soy consciente de que estamos viviendo épocas de cambio y eso no lo voy a cambiar, por eso en gigil girl quiero regalarles un pedacito de mí compartiendo contenido de valor aportando a sus corazones un poco de inspiración y nuevas ideas a sus vidas :-) Bienvenidos!!
Signature
Follow Me
Lista de Reproducción
Instagram API currently not available.