Back to home
in Lifestyle, Motivación

Aceptación incondiconal de los demás

  • 10/08/2017
  • By Angie
  • 0 Comments
Aceptación incondiconal de los demás

Yo creo que todo la aceptación va ligada a la aceptación con los demás. Los seres humanos somos lógicos por naturaleza, y siempre le queremos dar a todo un sentido y una lógica y algunas veces nos frustramos si no somos aceptados por otros, esto me ha pasado a mi muchas veces, hasta que aprendes que si no te aceptas a ti y los demás tampoco te van a aceptar como eres cuando cometas errores.

Una de las personas que más nos habló de la aceptación fue Mahatma Gandhi, el activista indio que pasó años luchando por la paz mundial, en los principios del siglo XX. Uno de sus mayores logros fue conseguir la independencia de su país contra el imperio británico y lo hizo sin disparar un solo tiro. Gracias a su filosofía de aceptación incondicional.

En un libro leí una historia en donde tuvo su primer contacto con el régimen de apartheid o racismo oficial que en aquellos años reinaba en sudáfrica en la década de 1890. Hay una historia que describe brevemente su forma de pensar y hacer:

Mahatma venía de un a familia refinada, era un joven educado y apuesto y estudio en unos de los mejores colegios londinenses. Vestía una vestimenta confeccionada y leía un libro en  inglés a la perfección pesar de ser indio de nacimiento.

Viajaba en el tren en un viaje a Pretoria, una ciudad en Sudáfrica, cuando el supervisor del tren se dirigió a el en un tono amenazador:

_La primera clase está reservada para blancos. ¿No te has enterado coolie? – Dijo el supervisor adoptando la palabra coolie, en un término para discriminar a todos los asiáticos.

– Perdone, caballero, pero yo tengo el ticket reservado para viajar en primera clase a la ciudad de cabo – replicó adecuadamente el joven hindú.

– ¿Te crees muy listo eh coolie?. Me da igual el billete que lleves. Tienes que cambiarte a los vagones de tercera clase. ¡Ahora!

– No veo por qué tendría que cambiar de vagón soy abogado y…….

Empezó a decir Mahatma cuando, de repente, el supervisor agarró su maleta y sin mediar alguna palabra la tiró por la ventana. Mahatma se quedó mudo, petrificado y sin palabras, aunque por suerte en ese momento el tren se había detenido.

-¡Malditos coolies!- continuo el supervisor-. Os voy a enseñar a obedecer las normas.

Mahatma se frotaba los ojos sin poder creer lo que acaba de suceder.

Esta es una anécdota real de la historia de mahatma Gandhi. De hecho él demostró que ese maltrato en el tren despertó su motivación para luchar contra las desigualdades y el racismo. Pero no lo haría con bombas y rifles sino, convenciendo al mundo entero de las idea igualitarias, con su filosofía de no violencia. Con respecto al revisor agresivo, Gandhi optó por hacer un ejercicio de comprensión, a pesar de lo difícil que era llevar la situación en ese momento y entender que el hombre tenía una filosofía de vida equivocada: Intentaría convencerle de que se es mucho más feliz amando a todo el mundo. Gandhi intentó comprender que quizás ese hombre llevaba una carga encima, y miedo al menosprecio personal en su trabajo, si no hacía las cosas bien, de ahí el reflejo de su agresividad. Esta historia nos enseña que los conceptos de no violencia consiste en aceptar incondicionalmente a los demás, aunque su comportamiento no sea el adecuado. Lo se es difícil sobre todo si la personas son desagradables contigo.

Cuando empecé a comprender esta filosofía me preguntaba: ¿Pero cómo voy a amar a una persona que me trata mal? y ¿Qué pasa con la gente mala en el mundo?.. ¿Tambien debería de amar a los ladrones, violadores, gente que mata sin piedad etc?… No lo entendía es más me parecía descabellado la primera vez que lo escuche en un curso de crecimiento espiritual que hice en Barcelona. Hasta que entendí que todas las personas en el mundo por muy malas y cabronas que sean tiene que ser amadas, con el termino «amar» significa aceptación hacia ellos. Yo pensaba que todas estas personas estaban enfermas, o que algo no les funcionaba bien en la cabeza, era la única manera de entenderlo, si no no me cabía en la cabeza. Hasta que entendí que esto se logra sintiendo compasión por ellas. Recordemos que son personas que viven en tristeza, son agresivas y sus vidas normalmente son grises para ellos no existe el sol. Para empezar a tener compasión hay que entender que ellos algunas vez fueron niños encantadores en algún momento de sus vidas, y en algún momento de sus vidas algo cambio, por ello su comportamiento de cabrón(a).

He leído que en varias cárceles del mundo se puede ver esta transformación de cuando una persona sana, y se da cuenta de que su egoísmo y violencia no los lleva a ningún sitio y son capaces de volver a transformarse en personas maravillosas. Todos llevamos una semilla de bondad dentro de nosotros hasta los criminales, por muy difícil que resulte creerlo es así. Si aceptamos incondicionalmente a los demás, eso nos permitirá mantener una mente apaciguada, quizás eso era lo que Gandhi quería enseñar al mundo. Con esa filosofía no nos dejamos invadir por la ira.

Mohandas Karamchand Gandhi (1869-1948)

By Angie, 10/08/2017
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Me
Hola
Soy Angie Sánchez, y vivo en Hamburgo -Alemania. Me encanta: el pensamiento positivo, reirme, los temas de espiritualidad, sostenibilidad, yoga, adoro a la gente divertida y con valores. En definitiva todo lo que me aporte buenas vibras!!. Soy consciente de que estamos viviendo épocas de cambio y eso no lo voy a cambiar, por eso en gigil girl quiero regalarles un pedacito de mí compartiendo contenido de valor aportando a sus corazones un poco de inspiración y nuevas ideas a sus vidas :-) Bienvenidos!!
Signature
Follow Me
Lista de Reproducción
Instagram API currently not available.